Julio César Pulido

Innovar en Calidad del Aire

Autor: Equipo #SoyPulidoPorBogotá
Fecha: octubre 7, 2019

Bogotá D.C, octubre 7 de 2019

Seguir haciendo lo mismo nos condenará a los mismos resultados.

Hoy de nuevo vemos la evidencia de lo crítico que es resolver los problemas de contaminación del aire urbano en Bogotá. Aquí un par de fotografías tomadas esta mañana, (7:59 a.m.) desde la iglesia santuario Nuestra Señora de la Peña en las que con claridad se observa el cúmulo de contaminación que convive con los Bogotanos.

Hemos trabajado en temas de Calidad del Aire, conocemos el problema y queremos proponer algunas soluciones innovadoras que permitan avanzar con contundencia en la atención de la problemática.

Históricamente se ha delegado toda la responsabilidad del problema al sector ambiente, y si bien es la autoridad ambiental quien tiene las funciones policivas, la correcta gestión del problema va mucho mas allá de sancionar y castigar a los infractores.

Creemos que la gestión de la calidad del aire en Bogotá va mucho más allá de las competencias de la secretaria de ambiente. Se necesitan acciones coordinadas desde diversos sectores como movilidad, desarrollo económico, habitad, vivienda, salud, tecnología, conocimiento, etc, por lo que pretender seguir asignando la responsabilidad únicamente al sector ambiente nos condenará a los mismos resultados. (ver nota)

¿Estamos dispuestos a tomar la gestión de la calidad del aire como una política de la alcaldía mayor, asignando un responsable del problema que este cerca de la alcaldesa?

Desde el Concejo vamos a promover que nuestra alcaldesa adopte esta posición y asuma la gestión de la calidad del aire como una política de ciudad asignado un responsable del tema desde su nivel asesor.

En lo operativo visualizamos seis (6) programas: Fortalecer la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá -RMCAB, implementar un protocolo de atención de alertas y emergencias de contaminación del aire, revivir el Modelo de Calidad del Aire de Bogotá, fortalecer los mecanismos de control y vigilancia para vehículos e industrias, con base en el Modelo de Calidad del Aire y otros estudios, re formular un Plan de Descontaminación eficaz e implementar tecnologías para la limpieza del aire urbano.

La RMCAB debe retornar su confianza al ciudadano, hoy, gracias a la incertidumbre en lo operativo, y a las frecuentes "caídas" del sistema, la ciudadanía perdió la confianza en el la Red, corazón tecnológico en la gestión de la calidad del aire. Debemos fortalecer todo el tema contractual de equipos, servicios de mantenimiento y personal idóneo, así como complementar el monitoreo de contaminantes no convencionales como el Black Carbon, tolueno, benceno, metales pesados y demás. Adicionalmente se debe complementar el sistema de monitoreo con una red de monitoreo de la exposición personal, que involucra conocer las características reales del aire que esta a la altura respirable por las personas e involucrar la ciencia ciudadana (ejemplo) para entender mejor a que están expuestos los bogotanxs.

Bogotá hoy cuenta con un Sistema de Alertas Ambientales de Bogotá en su componente aire -SATAB aire, que involucra el Índice Bogotano de Calidad del Aire -IBOCA, instrumentos que permiten entender que tan peligroso es el nivel de contaminación en cualquier momento y lugar de la ciudad, sin embargo, aún no se implementa un protocolo de atención de alertas y emergencias por contaminación que informe a la ciudadanía en general la situación y le entregue las recomendaciones para reducir el riesgo asociado, así como, determine las acciones que se deben implementar para reducir los niveles de contaminación.

El Modelo de Calidad del Aire, es una herramienta tecnológica que permite realizar simulaciones de la calidad del aire, incluyendo la simulación de medidas de reducción de emisiones de tal manera que se pueda evaluar la efectividad de las mismas. Este sistema, si bien ya es operativo desde el año 2015, no se ha aprovechado todo el potencial y es fundamental para entender cuales serán las medidas mas eficaces para reducir la contaminación. Adicionalmente este sistema permite predecir el comportamiento de la calidad del aire con el objeto de advertir las posibles afectaciones a la población. Vamos a exigir que este sistema se emplee en el diseño del nuevo Plan de Descontaminación.

Respecto de los mecanismos de control y vigilancia, promoveremos que se modernicen los métodos atendiendo los desarrollos tecnológicos existentes en el mundo. Vamos a impulsar el uso de Sensores Remoto, lo que potencializará la débil gestión del control en vía de automotores, así como eliminará la corrupción asociada en estos procedimientos. Hoy, en el mejor de los casos se revisan unos 70.000 vehículos al año, cuando en la ciudad circulan cerca de 2.500.000 automotores al día, con ésta tecnología se pueden evaluar alrededor de unos 2.000 a 4.000 vehículos diarios. Por otra parte necesitamos implementar el Monitoreo Continuo para las principales industrias contaminantes, con el objeto de poder identificar de inmediato cualquier incumplimiento a la norma.

Respecto del Plan de Descontaminación del Aire de Bogotá, al cuál le derogaron la mayoría de las medidas o líneas de acción, por lo que hoy no es determinante para definir la estrategia de descontaminación del aire, debe ser rediseñado, apoyándose en la modelación de medidas de descontaminación para asegurar que las que se implementen tengan un impacto real. Este proceso debe incluir la articulación del estado, con la academia, el sector productivo y la ciudadanía, y debe incluir temas de movilidad eléctrica, gestión logística, renovación tecnológica en automotores e industria, regulación de horarios, gestión de las fuentes de resuspensión de material particulado, cobertura vegetal, transporte público, gestión de la movilidad, promoción de modos sostenibles de transporte, entre otros.

Finalmente, y entendiendo que lo propuesto arriba para implementarlo en el inmediato plazo, tendrá efectos en el mediano y largo plazo, se necesitan acciones que impacten en el ahora, para evitar las miles de muertes que se generarán mientras logramos reducir las emisiones contaminantes. Se hace necesario que Bogotá inicie un camino en el desarrollo e implementación de medidas, estrategias y tecnologías para limpiar el aire urbano, sobre todo en las zonas identificadas como críticas para la ciudadanía. Ya en el mundo hay varios avances al respecto y no podemos esperar a que mientras transformamos la flota de vehículos por tecnologías limpias, o cambiemos la matriz energética de la industria y demás, se sigan muriendo mas de 3.000 bogotanos al año.

Nuestro periódico

Abrir periódico
310 774 6447
Carrera 28 # 39B 32. La Soledad
310 774 6447
whatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram